En otras entradas me he referido a imitación de estilos (hard rock estilo AC/DC) o a otros aspectos de la composición, pero hoy os traigo algunos consejillos para crear tu propio estilo. No se trata de pretender crear un nuevo género musical, sino un nuevo modo de hacer música (el tuyo) dentro del género que más te guste.  Allá van:

1. Conoce lo que ya hay hecho en el género: Asegúrate de tener una cierta cultura musical y un mínimo de conocimientos sobre el género (clásica, jazz, blues, rock, country, metal, rap, africana, flamenco…) en el que quieres incluirte, y las diferentes concepciones que tienen los artistas de ese género y sus respectivos subgéneros. Esto se consigue escuchando, leyendo entrevistas, buscando los artistas que te interesan en los medios, en Wikipedia, etc.

2. Conoce lo que se haya hecho en otros géneros: Para cualquier músico es sumamente importante escuchar el máximo de estilos, géneros y artistas distintos que sea capaz de encontrar, y evitar el desprecio por músicas que no le gusten. Si vas a criticar a un género o a un artista, asegúrate primero de que tienes el nivel suficiente para identificar las cosas que no te gustan de él o ello, y estúdialas para ver si realmente eso es objetivamente malo o simplemente tus gustos son incompatibles con esa música. Escucha mucha música, música que te guste o que no te guste, la música más antigua o la más moderna, …

Dato de interés: Para esta primera parte, ayuda mucho YouTube, ya que las discográficas tienen sus propios canales, e incluso existen canales dedicados exclusivamente a la difusión de música de distintos tipos. Si quieres estar bien informado, suscríbete a varios de estos canales y escucha de todo.ca más nueva o innovadora o la más antigua, porque eso te ayudará a encontrar tus verdaderos gustos. Si solamente te gusta un género musical, o una nómina bastante reducida de artistas, es que todavía tienes mucho camino que andar en esta dirección. Aprende de todo, cuando escuches música no la escuches a bloque, aísla cada sonido y examínalo, busca en las letras los recursos  utilizados, las estructuras…

3. Empieza influido por alguien: Quizás te resulte complicado formar tu propio estilo desde el principio, así que si estás empezando de 0, a lo mejor lo que te resulta más fácil es seguir el sonido de tu artista preferido o de alguno de tu género favorito (arriba hay un link a una pequeña guía sobre AC/DC de este mismo blog, si te interesa el hard rock) estúdialo, fíjate en cómo lo hace, cómo escribe, cuáles son sus estructuras o sonidos recurrentes, … ¡CUIDADO! No se trata de copiar el sonido de otros, ni mucho menos de dedicarse a hacer covers de otros artistas, sino de tomar una pequeña guía para empezar a crear tu propio sonido, que a medida que avances y tus influencias abarquen un mayor número de artistas, tu sonido se irá definiendo solo, y terminará por ser un dibujo de tu personalidad musical en ese género.

4. Prueba – error: Escribe mucho, compón con lo que tengas a mano, sobre cualquier cosa que te interese de la manera que más te guste (para eso tienes muchos posts en este mismo blog que te pueden ayudar).  Si alguna canción no te gusta, o no te termina de salir, descártala, no hace falta que metas en tu repertorio personal todo lo que escribas en todo momento, ya saldrá algo mejor. No tengas reparo en eliminar una letra que tengas hecha para volverla a escribir, o a deshacerte de una melodía, o incluso a deshacerte de toda una canción o estructura armónica, simplemente por el hecho de que no te convence. Tu música te tiene que gustar, o al menos (si compones para otros) sonar decentemente. Recuerda, la práctica hace al maestro.

5. Improvisa: Improvisar es sumamente importante, tanto si eres letrista (puedes improvisar imaginándote cambiarle la letra a una canción que estés escuchando, haciendo freestyle  o batallas de gallos si eres rapper, pensando en letras sobre lo que estés haciendo aunque nunca las llegues a escribir, etc.) como si eres instrumentista (jam sessions, improvisaciones sobre backing tracks, o simplemente cogiendo tu instrumento y tocando lo que salga sobre distintas escalas).

6. Rodéate de otros compositores: Ya sean instrumentistas o letristas, así como DJ’s, intenta acercarte al mayor número de creativos musicales que seas capaz, e intenta en la medida de lo posible hacer colaboraciones con ellos o por lo menos compartir tu trabajo con ellos, conversar sobre música, intercambiar gustos… Esto suele ser bastante productivo, ya que ver a otros que hacen lo mismo que tú de otra manera te ayuda a mejorar tus métodos y te anima a seguir y apreciar las diferencias.

7. Vete a conciertos: De cualquier cosa que te guste, asegúrate de aplicar los dos primeros puntos en este, y enterarte de dónde se dan frecuentemente conciertos en donde vives. La música en directo es la verdadera música, y normalmente la música en vivo produce más impacto, ya que en un concierto la música es lo que requiere toda tu atención.

8. Encuentra lo que te diferencia del resto y explótalo: Parte de la creación artística es representar tu personalidad en una obra de lo que sea, y esto se encuentra en las características de tus creaciones. En ocasiones lo que da calidad a las obras es la novedad, y esto se consigue diferenciándose de los demás, y no hay mejor manera de hacerlo que demostrando personalidad, ya que no hay nadie igual que tú.

9. Innova en la medida de lo posible: Investiga qué es lo más novedoso en el género y en el resto de la música, e intenta superarlo, aportarle nuevas características o ser menos ortodoxo con las que ya había. Este es un juego peligroso, ya que puedes “destruir” un género, pero la música avanza gracias a la innovación. Sé cauteloso pero no tengas miedo de hacer cambios.

10. Aporta tu toque en cualquier estilo o género: Haz la prueba de componer otros géneros y estilos, y busca qué es lo que puedes hacer en ellos para aportar tu propia personalidad, cómo adaptarte. Esto te dará cultura y te ayudará a conocer mejor las características de otras músicas que a lo mejor te resultaban extrañas, y entenderlas.

Recuerda, los que triunfaron en la música por sus propios méritos (no hablo de radiofórmulas) siempre tuvieron fuertes personalidades, y eso fue su clave para el éxito. No caigas en el error de imitar a alguien porque te guste mucho, lo que salga de tí terminará por gustarte más que cualquier otra cosa. Tu estilo es como un lienzo en blanco que debes pintar con tu personalidad, y cuanto más lo hagas, mejor obra de arte saldrá.


Don Paco de LuciaCopio y pego de la pagina original, (http://guitarrockbrothers.blogspot.com/2011/04/estimado-alejandro-sanz.html)
porque realmente me he quedado sin palabras. Lo unico que se me ocurre decir es un OLE con todas mis fuerzas desde lo mas profundo de mi ser. Alla va:

Buenas tardes
Por alusiones, tanto personales como profesionales, quiero tomarme la molestia de escribirle al señor Alejandro Sanz unas lineas, para darle mi opinión como músico de Conservatorio anteriormente y como aficionado a la cultura musical en general toda la vida y viviendo de ello como la industria nos deja, tal cual…
Por circunstancias que ya todos conocemos, se ha convertido usted en el nuevo adalid de los antiguos modelos de gestión artística, lo que todo el mundo desde el escaparate le pone 4 letras : SGAE.
Difícil cuestión este escrito sin dejarme nada en el tintero, pero lo voy a intentar porque creo que usted necesita urgentemente una cura de humildad con determinados aspectos profesionales, en este caso… y un cambio en su mentalidad por el beneficio de todos los que vivímos de la música.
Quiero advertir previamente, que por supuesto, en mi caso como músico profesional, veo claramente que la defensa que usted ejerce de su “labor artística”, está claramente encaminada a la vida fácil, de músico simplón que se conforma con cobrar por “discos” y no por salir a un escenario, por lo cual CUALQUIER MÚSICO, se tiraría en plancha, porque es NUESTRA VIDA. La llevamos dentro, la disfrutamos, la queremos, la respetamos… porque consideramos la música como uno de los dones de la naturaleza, y los que me entiendan esto que acabo de decir, saben que no exagero lo mas mínimo…” El duende” amigo Sanz… “Las musas” señor músico… solo tengo una palabra para definirlo : AMOR.
Usted sin embargo, cada vez que le escuchamos hablar del tema, parece estar mucho más interesado en hacer una defensa de su “capital económico” que de su valía como músico o su valor personal al hablar de algo de lo que usted está altamente lucrado, por lo cual ya tiene mucho que agradecer, y disculpe, pero más aún cuando viendo sus partituras en una simple clase de armonía ( asignatura obligatoria para la carrera de música, basada en el análisis de la música ), que parecen mas bien compuestas por un niño de 8 años que empieza a saber lo que es el solfeo…pero bueno, respeto que cada cual tenga sus gustos musicales, la grandeza de la música ¿verdad? disfrútenla, sin acritud, pero esa es mi opinión sincera, y usted sabe bien a que me refiero cuando califico sus “composiciones” de bajo nivel técnico, no es una crítica por gusto, como diría mi madre, TENGO ESTUDIOS y se lo que estoy viendo y diciendo en público.
A mi personalmente, bueno y a otros muchos que usted seguramente ya conoce a estas alturas, me parece que usted va en contra de la naturaleza propia de la música. Usted no está preocupado y defendiendo la música, defiende a su Lobby particular, su dinero, sus intereses Made in Miami… Yo por este caso, y para no entrar en las frivolidades y frases tópicas al caso, simplemente le diré que me parece que al respecto debo decir que es usted UN PELIGRO PARA LA PROFESIÓN. Y le explico :
Hace poco, hablando con una Road Manager con ideas interesantes, me dijo literalmente : ” Sanz cubre una cuota de mercado, eso es así, aunque a mi no me guste como artista “. Perfectamente comprensible y correcto a mi modo de ver, y muy interesante la cuestión cuando se vive dentro de la profesión musical todo esto, cierto, pero también es cierto que esa misma demanda se la podríamos aplicar a otros sectores, y eso no las hace válidas ni DE CALIDAD, y muchísimo menos le da pié a usted a hablar de la música como un entendido profesional, le remito al análisis de sus partituras, para que asimile SU NIVEL. Pero…¿ por qué en su caso no es válida? pues por lo ya remitido anteriormente, hay músicos preocupados por salir al escenario para actuar y músicos que están deseando bajar del escenario para cobrar. Me permite usted si es tan amable, que yo le incluya en los segundos, por sus esfuerzos y logros.
Como estudiante de música y aficionado desde hace más de 20 años, me dedico al mismo sector que usted, vivo de la música pero a diferencia de usted, me conformo con seguir viviendo en mi barrio de toda la vida, porque no voy con la SGAE de la mano pidiendo “propina” en base a no sé que dice el contrato, y los derechos y los izquierdos… simplemente SOY MÚSICO, y le aseguro que es la cosa más maravillosa que me ha pasado en la vida, subir a un escenario y comunicarme con la gente con la música atravesando mi ser…
NO COBRO POR VENDER DISCOS, así como un cura no cobra derechos vaticano por repartir ostias , ni un fontanero cobra derechos de agua al pasar por su tubería arreglada…. no caballero, cobramos por un SERVICIO, y es así como la profesión de músico se dignifica y dejamos de ser los vagos que cobran por sacar un disco cada 4 o 5 años…
No quiero alargarme demasiado, probablemente ni lea esto, lo cual y no se ofenda, pero me importa más bien poco, no es algo vital precisamente para mí, disculpe la sinceridad… pero si quisiera comentarle, que todo aquello que dice usted que es ” trabajar gratis ” es un falso infundio, propio de gente con un nivel de inteligencia demencial, carente de personalidad y creado por gente que califica de “pirata” a algo que NO EXISTE, porque la piratería tiene por definición ( recurra al diccionario ) algo que NADA tiene que ver con lo sucedido en internet. Yo siempre he querido pensar de usted, que le están engañando… un tipo que se codea con gente como Paco de Lucia no puede decir tales absurdeces si no es porque le han comido la voluntad entre 4 adinerados, a los cuales evidentemente le interesa “su labor” para tener buenos coches aparcadose en la puerta  A TU COSTA Y CON TU CONSENTIMIENTO LEGAL, esos que hacen contratos a otros artistas dignos de la Alemania nazi, y usted lo sabe que es cierto… no Alejandro, no puedo creerme que seas tan tonto de dejarte llevar por el dinero teniendo lo que tienes en las manos… Piensa algo : ¿ que me da el dinero y que me da la música ? Piénsalo…
Por último, quisiera dejarle una reflexión que demuestra que es usted la contradición misma a lo que muchos entendemos cuando decimos o escribimos la palabra MÚSICO, en este caso es de mi padre, gran admirador del señor Paco de Lucia, sin estudios musicales, y que teniendo yo 8 añitos me dió una lección magistral de lo que es un MÚSICO ( yo también muy fan de Don Paco de Lucía, jajaja, que quede dicho de paso).
Bien, mi padre, el señor Manolo, hablando un día de Paco de Lucia me contaba algo que creo que debiera hacerle a usted reflexionar y al público en general más aún… Sabrá usted que hace muuuuchos años, el señor Paco de Lucia, dio un concierto en el Teatro Real de Madrid ( cuando el flamenco era solo 4 gitanos tocando palmas según algunos fachas de la época que mostraban el mismo nivel de ignorancia que muestran ahora “otros artistas” con poca vista en la música y mucha en el DINERO). ¿ Sabe usted lo que ocurrió ? ¿ Lo recuerda ?
El 18 de febrero de 1975 es el día del histórico concierto en el Teatro Real de Madrid de Paco de Lucía :“El teatro estaba hasta la bandera, como se aprecia en la gran foto interior del LP. Alrededor de Paco se sentaban cientos de jóvenes maravillados muchos por el flamenco del guitarrista de Algeciras, concertista flamenco en toda regla, y para siempre. Grabado el 18 de Febrero de 1975, esta grabación supone un hito para la historia de la guitarra flamenca”

Mi padre, testigo del concierto me contaba esto emocionado, atentos : 
“Madre mía hijo, es que si lo hubieras visto… la entrada a rebosar de gente, no había localidades y la gente empezó a entrar en tromba a ver al Paco sin pagar entrada porque NO HABÍA MÁS… incluso hubo muchísima gente que se subió al escenario y se sentó al lado de Paco. Pero cuando le dijeron a Paco que se iban a llevar a esa gente del escenario, porque algunos no habían ni pagado entrada la respuesta de Paco de Lucía fué : 
“Estos señores no me hacen ningún mal Y HE VENIDO A TOCAR PARA ELLOS, GUÁRDELES UN RESPETO” . 
Te repito Alejandro NO HABÍAN NI PAGADO LA ENTRADA, y el señor Paco de Lucia lo sabía PORQUE SE LO DIJERON ANTES DE COMENZAR EL CONCIERTO. Él si me parece un buen ejemplo del buen músico, por que en ese comentario queda incluida la frase LO PRIMERO ES LA MÚSICA. ¿ Que te parece la idea ? ¿ se parecen a tus discursos Pro-SGAE ? ¿ Te parece que Paco de Lucia es un muerto de hambre que trabaja gratis ? ¿ por qué no sigues tú su ejemplo si te haces llamar “músico” ? ¿ que entiendes tú por MÚSICO entonces ? Nos corroe la curiosidad…

Claro, la pregunta es obvia… según ustedes desean que aceptemos, esto es un TRABAJO con derechos de autor, en el que premia su cobro y no su DIFUSIÓN sin ningún tipo de lucro por mi parte ni de los que lo vean o escuchen, con el que mientras que algunos intentamos dejar que el público admire tan gran aporte al mundo de la música, otros consideráis que eso debe tener un precio.
Yo os reto personalmente a que tengáis la decencia de dejar esta descarga, en este post, en este blog, en esta red… para que la gente pueda disfrutar de algo que PASÓ EN 1975, y por el que Paco de Lucia recibiría su salario  COMO MÚSICO, que para eso LO ES. 
Veámos hasta donde podéis llegar, eso va también a los censuradores de ENLACES de BLOGGER, que nos conocemos…
Pero tened en cuenta una cosa : siempre habrá quien defienda la música, el arte… vamos a por vosotros de cara, exponiendo motivos racionalmente… y ganaremos, tenedlo por seguro, la verdad SIEMPRE triunfa.
¿POR QUÉ? sencillo… POR LA MÚSICA ALEJANDRO, porque no somos dueños más que de nuestro destino, la cultura general no es propiedad de una persona si no de todos los que la disfruten, por nuestra cultura, por la música. Yo no cobro por discos por ejemplo, cobro por conciertos, por gestiones de enseñanza, POR MI TIEMPO, pero convertirme en un acaudalado defensor del imperio SGAE, no lo puedo consentir moralmente, porque son cosas distintas, eso no es música, ES NEGOCIO y yo soy músico, como tú pretendes ser moralmente, para lo cual aún creo que te queda camino que recorrer…
Esta es la CONTRAPORTADA DEL DISCO que se editó para su posterior venta, en la que se ve a los asistentes al evento, pagando o sin pagar porque Paco hizo que prevaleciera la CULTURA, porque fué y es un gran defensor de la cultura flamenca y algunos le consideramos un gran triunfador, un gran hombre en lucha por lo que creía : LA MÚSICA, y triunfó luchando como gato panza arriba, como hacen LOS MÚSICOS DE VERDAD. ¿ Porqué luchas tú Alejandro ? ¿ por cobrar mas dinero en discos ? ¿ En serio ? ¿Ves la diferencia ?Parece que lo de la cultura musical LIBRE y hacer algunas cosas gratis no le ha arruinado a Paco de Lucía ¿no? Y hablamos del año 1975. Pues Ole por Paco, que os lleva solo a tí, a Ramoncín, a Bisbal, a Juanes… solamente 35 años de ventaja en INTELIGENCIA MUSICAL. Enorabuena a los premiados. Enorabuena Teddy, la historia y la memoria de internet nunca te olvidarán, descansa en paz…
En la pagina original hay un enlace para la descarga del mencionado concierto. Si te gusto la carta, amigo lector, no dudes en difundir la carta (siempre mencionando la pagina original, de la misma manera que he hecho yo al inicio del articulo). Ya se esta difundiendo por Twitter y Facebook, entre otras. ¡Viva la cultura libre!

BluesHoy el ritmo nos dominara durante un rato. Vamos a hablar del blues, quizás la música mas simple en fundamentos y sin embargo la que mas catarsis puede llegar a producir en el oyente (si se maneja con algo de maestría).

El esquema armónico del blues quizás es el mas conocido de toda la música popular por su simplicidad. Si tocas la guitarra, el piano o el bajo esto te deberia de resultar familiar. Es conocido como Twelve Bar Blues o blues de doce compases, con los acordes dispuestos de la siguiente manera:

I – IV – I – I

IV – IV – I – I

V – IV – I – I

¡Coge tu instrumento ahora mismo! Prueba a tocar esta progresión con el ritmo del blues (conocido como shuffle) y prueba un poco del sabor del Mississippi. Ahora, empieza a soltar algunas notillas en escalas menores siguiendo la estructura armónica del blues,  y ya tendras entretenimiento para una tarde entera. Digo escalas menores porque los blues menores suelen ser bastante emotivos y faciles de tocar, mientras que los mayores suelen ser mas alegres y rapidos.

Sea como sea, el blues es definitivamente la mejor música por la que empezar a aprender. Su facilidad radica en el curioso instinto rítmico que nos guía al tocarlo, que de alguna manera notas que el ritmo “te posee”. Si eres guitarrista (dejo notar demasiado a menudo que yo lo soy) seguramente lo primero que hayas aprendido a dominar haya sido el blues, y que sea la música a la que recurras cuando estés triste y no tengas mas que ganas de tocar, y tocar…

P.D.: Pido perdón por las tildes que le faltan al texto, en el ordenador en el que lo escribí no funcionaba esa tecla, y las pocas que pude poner fueron gracias al corrector ortográfico de chrome.


Ya llevaba una semana o así sin tiempo para escribir, pero hoy vuelvo a la carga. Hablaremos de los intervalos, la base de la música.

Una nota no tiene sentido por sí sola, y al combinarse con otra crea una relación; esta relación se llama intervalo, y es la distancia entre una nota y otra.

Estos intervalos se clasifican según su distancia tonal (de octava, de séptima, de sexta, de quinta, de tercera)y a su vez pueden ser  menor (con un semitono menos que la justa),  mayor(igual que la justa), justa, aumentada (con un semitono más que la justa) y disminuida (que es como la menor).

Pueden ser ascendentes (la segunda nota es más aguda que la primera) o descendentes (la segunda nota es más grave que la primera).

Los intervalos constituyen la base formal de los acordes, ya que un acorde es un conjunto de notas que siguen un determinado esquema interválico, en el que convencionalmente cuentan básicamente tres notas identificativas (acorde conocido como tríada). A la primera se le llama fundamental (por razones obvias) y define la tonalidad del acorde, y  las otras suelen ser: la primera nota, una una tercera (aumentada o disminuida) y la segunda nota acostumbra ser una quitnta. Con sus variaciones, definen la  “otra parte”, es decir, si es menor o mayor, de quinta aumentada o disminuida, etc. Así tendremos acordes mayores (con tercera y quinta mayores), menores, (con la tercera menor), disminuidos (con la quinta disminuida), aumentados (con la quinta aumentada), de séptima (añadiéndole una séptima a la tríada , de novena (añadiéndole una novena al acorde de séptima) o de sensible (cualquiera de los de séptima) según su disposición interválica a partir de la primera nota.

Los acordes pueden estar invertidos, cambiar el orden de las diferentes notas que lo componen (primera inversión, segunda inversión, tercera inversión y estado fundamental (sin estar invertido)).

El empleo sistemático y funcional de los intervalos es un recurso identificable en numerosas composiciones musicales tales como sinfonías, sonatas o canciones populares. Los intervalos entre las diferentes notas son los que confieren un tipo u otro de intención sonora a una obra musical. Si algo suena de determinada manera, no es más que porque tiene un determinado intervalo. Esto guarda una estrechísima relación con lo que traté en la entrada anterior, las funciones armónicas. En realidad, guarda relación con todo lo que escribí y todo lo que escribiré sobre música propiamente dicha. Como ya dije, los intervalos son la base de la música.

P.D.: Experimenta con todo lo que se trata en esta entrada, te servirá para entrenar el oído y aprender cosas nuevas sobre la música y tu instrumento.


Amigos, ha llegado el momento. Sí, voy a dar teoría musical seria. Y nos vamos a meter nada menos que en armonía. La armonía en música se refiere a  una determinada organización de los sonidos,  como veremos más adelante. Hoy, para comenzar,  hablaremos de las funciones armónicas.

¿Qué es una función armónica?

Una función armónica es una manera de expresar la relación individual entre dos o más acordes. Están relacionadas con los grados de las escalas (tanto mayores como menores) y los intervalos existentes entre ellas. (Si te pierdes en la explicación puedes visitar la otra entrada sobre teoría musical, Teoría musical para DUMMIES ).

Existen tres funciones armónicas principales, a saber: Tónica (I) , subdominante (IV) y dominante (V).

  • La tónica es la que manda (no es la Schweppes, eso es otro tipo de tónica). Es el centro tonal, la que parte el bacalao. Todo empieza y termina en ella. Es Dios en su tonalidad. Es el acorde formado con el primer grado de esa escala. Genera estabilidad sonora.
  • La subdominante es aquella relacionada con el 4º grado de esa escala, o que está una 5ª por debajo (como su propio nombre indica, subdominante) de la tónica. Aporta semiestabilidad, desde la que, dependiendo de cómo o qué quieras componer,  puede volver a la estabilidad de la tónica, o evolucionar hacia la tensión generada por la dominante.
  • La dominante está relacionada con el 5º grado, y de la misma manera que la subdominante estaba una 5ª por debajo ésta está una quinta por encima de la tónica. Genera una fuerte tensión que pide ser resuelta (por la tónica, por ejemplo).

Ahora te preguntarás: si las anteriores funciones armónicas tenían relación con ciertos grados de la escala, ¿dónde se quedaron el resto de grados? Bien, he aquí el resto de funciones armónicas secundarias (ya que realmente desempeñan una función principal) y sus relaciones  con los grados:

  • La supertónica se refiere al 2º grado, y aunque pueda engañarnos el nombre, tiene función de subdominante. Es útil para llegar a la dominante, al igual que el 4º grado.
  • La sensible se refiere al 7º grado, y tiene función de dominante. Es sustituible por el 5º grado.

Existen dos grados que actúan con funciones armónicas un tanto ambiguas: los grados III y VI. A continuación lo veremos.

  • El 3º grado queda a medio camino entre la tónica y la dominante, y además comparte dos notas con los acordes de ambas, por lo que puede desempeñar las dos funciones.
  • Al 6º grado le ocurre lo mismo, solo que comparte las dos notas con los acordes de tónica y subdominante, pudiendo también desempeñar las dos funciones.

Ahora que hemos visto un poco lo que vienen siendo las funciones armónicas, vamos a agruparlas en una tabla muy útil que relaciona grados,acordes, funciones y escalas. Le debemos esta tabla al forero de Guitarristas.info Rubiolus, que entre otras cosas, con su pequeño “método” de aprendizaje de armonía ayudó enormemente a que guiara correctamente mi aprendizaje autodidacta (solo decir que si no fuera por ese pdf de menos de 20 páginas yo no sabría ni siquiera lo que significa el título de esta entrada).

Ejemplos extremadamente simples del empleo de estas funciones sin necesidad de mucha imaginación los encontramos en muchas canciones del pop moderno, cuyo esquema es tan simple como tónica-dominante-tónica- dominante hasta la saciedad. Un ejercicio incluso caricaturesco es coger una canción de misa (o de reunión hippy de las juventudes cristianas) y analizar su estructura armónica. Después de media hora de risas, llegarás a la conclusión de que los compositores (si se les puede llamar así) que hicieron eso no le tenían mucho aprecio a la buena música, y que su intención era muy simple: que todo el mundo repita la misma melodía una y otra y otra vez como idiotas. Sin embargo, en el otro extremo, si quieres volverte loco para analizar una canción, (sin salirnos de la música popular) puedes coger algo de jazz y … Disfrutar.

Ahora que ya tenemos tocado este tema, en adelante podremos hablar de progresiones armónicas decentes y todas estas fórmulas para componer buena música rápida y sencillamente que propone este blog. Por el momento quédate con dos cosas: una, saberte más o menos bien en qué “saco” meter determinado acorde respecto a una tonalidad (de tónica, subdominante o dominante); y la otra, tener en cuenta el patrón de “equilibrio” (tónica) — “semiestabilidad” (subdominante) — “tensión” (dominante) — “resolución” (tónica). Y una cosa más, no emplees todo el rato progresiones del tipo I – IV – V, sé un poco más original y mete por el medio algún sonido menor, alguna función secundaria y marginal… Experimenta. Encuentra el sonido que te gusta.

 

Un especial agradecimiento al forero Rubiolus de Guitarristas.info, por su manual de “armonía para todos”, sin el cual ni me habría asomado a este universo, y a la página web Teoria.com, ya que me apoyé en ella, no sólo para aprender, sino para guiar esta misma entrada y que no fuera todo un lío contraproducente.